martes, octubre 24, 2006


TIEMPO

Voy caminando, algunas veces por la ciudad, otras, dentro de mis laberintos....muchas veces por la senda de las palabras que otros dicen o escriben y paro, me detengo, me acerco a aquello que se me presenta, como desafìo, como interrogante, como duda y tomo mi tiempo para escucharme, si es que tengo algo para decir, o decididamente respeto el silencio.....pero no tomo una decisiòn, ni formulo juicios....sigo caminando a paso lento......respentando mis tiempos.

9 comentarios:

Princesa dijo...

lento, despacio, suave...

sólo en la soledad sin paliativos...

Princesa dijo...

Acabo de darme cuenta que en el encabezamiento de tu máquina de patadas dices:nada especial, nada en particular.

Tú eres especial... y cualquier cosa que pueda leer aquí de tí, se convierte en eso.

fiorella dijo...

Gracias princesa por estar y compartir conmigo,gracias.-

zendal dijo...

¿Lo que has escrito es tuyo?: Me gusta.

Besotes.

fiorella dijo...

Zendal, por mi para ti,para todos los que pasen por este lugar.Un saludo MOntevideano

Luis dijo...

veras como el destino te sorprende a mitad de camino...
besos!! ;-D

Sigrid dijo...

"Oigo las voces
que suben de la calle, pero nadie
le ha puesto aún cascabeles
a la vigilante indefinición de las palabras
que no expresan
lo que hemos resuelto admitir
que llevan siglos expresando...
...Existen murmullos casuales
mucho más convincentes
que todos los discursos, de igual modo que existen
estaciones de metro que nos llevan
al punto de partida por error, pues confundimos
el punto de partida no por irnos muy lejos,
sino por habernos quedado...
...Las nubes vagan
por un cielo metálico. No por eso
diré que van perdidas.
Lo invisible
busca la posibilidad de definirse
en alguna palabra que aún desconocemos.
No sobrevive
la humedad de la tierra
en la palabra tierra. Se deshace
el hielo al pronunciarlo.
Si llegásemos a designar un día lo invisible,
se llenarían las ciudades
de objetos muy extraños, perplejos de si mismos
y de su inexistencia. Pero el tiempo
sigue el curso de un río,
curioso ante su fin. Los vientos mecen
en el aire un susurro que viene del pasado.
No lo podemos verificar, pero hay un método implacable
en el desorden de nuestra realidad"
(T.S. ELIOT, poema recogido en el libro "Vidas improbables" de Felipe Benítez Perez).

Es bueno, Fiorella, saber cuando hablar y cuando callar. Cuando correr y cuando ir a paso lento. Es bueno respetar nuestra necesidad de darnos tiempo.

Un fuerte abrazo.

fiorella dijo...

Sigrid: recuperar el sentido de nuestro propio "tiempo" es sustancial, cuando hacer,cuando no.Un beso

Rochies dijo...

y sus calles le hablan?
le recuerdan? la llaman? la retrotraen? o circula en su puro y exclusivo presente?