jueves, noviembre 23, 2006


MONCHO-

Un domingo leyendo los clasificados leì que alguien regalaba unos perritos, por el nùmero de telèfono me di cuenta que era cerca de mi casa. Fuì hasta ahì toquè tiembre y pasè. Mientras iban en busca de los perritos, que estaban en el fondo de la casa, me contaban los dueños de casa que les habìan tirado en el jardìn una parejita de perros recièn nacidos, desnutridos, enfermos, deshidratados y que luego de cuidarlos y mimarlos habìan decido regalarlos ya que tenìan 15 perros màs y la situaciòn era casi insostenible.
Apenas los vì me decidì por el macho. Ya tenìa nombre, MONCHO , y desde hace 7 años està en casa. Tiene pèsimo olfato, mala audiciòn, ve màs o menos, no sabe lo que es gruñir, pero es un compañero de fierro y tiene la costumbre de asomarse a la ventana para contactar conmigo y asì le abro la puerta y se queda a mi lado mientras tomo mate. Mi hijos lo quieren, lo acarician y èl siempre los recibe con sus ladridos y saltanto sin ton ni son como poseìdo por algo. Lo adoro, lo quiero.

13 comentarios:

Princesa dijo...

No tengo el móvil, Fiorella. Por favor, entra.

Háblale a Moncho de mí..., encantada de conocerle.

Vade retro dijo...

Adoro los animales y nunca me alcanzará el entendimiento para comprender cómo ciertos humanoides los denigran, los golpean , los maltratan, llevándolos a veces hasta la muerte. Me conmueve tanta frialdad.
Dale un besito de mi parte a Moncho.

fiorella dijo...

Moncho agradecido con tanto cariño. Una de las cosas que pinta lo mal que anda el mundo es que los humanos,ademàs de matarnos unos a otros, se dediquen sadicamente a maltratar a sus animales.Cuando alguien comete ese tipo de acciones es que su psiquis esta seriamente desequilibrada.-

Amal dijo...

me parece encantador, seguro que se llevaria bien con mis ratoncillos, jejeje. No entiendo como hay gente que hace daño ya sea a animales o a personas.

Fiona dijo...

:)
y cuantos hijos tienes?
yo tengo 2, la niña tiene una perrita que la adora... como ya te puedes imaginar. El niño tiene un hamster. Dos perros era demasiado, aunque cuando nos mudemos, quien sabe.. tal vez si es uno pequeño.
Un beso desde Madrid!

Ferípula dijo...

Qué liiiiinnnndoooo!!!!

Tenía tantas ganas de charlar con alguien del Uru!!!!
Estoy feliz!

Tu Mocho es hermoso. Yo crío manones...hoy nació uno: es pequeñito como media aceituna rosada...se mueve, abre el piquito...
Tu Moncho no notaría el bocado!!!jajaja!!!!

Estemos en contacto y gracias por viajar!
El buque bus es gratis! :)
Ferípula

BELMAR dijo...

:)

;)

:)

fiorella dijo...

amal, seguro que se llevaría bien, es bueno en estado puro.
fiona, gracias por visitarme.Tengo dos hijos,18 y 26 años y el perro de 7 años,tres varones,jajaja.-
ferípula, gracias por andar por acá y charlamos cuando quieras, no se lo que son manones o quizás sepa pero no los conozco por ese nombre.-UN BESO A LAS TRES

fiorella dijo...

belmar, gracias por visitarme, tu teclado se quedó sin letras?jajajaUn beso

Amal dijo...

Se le ve que tiene cara de bueno, aunque a lo mejor se asustaria al verlos, jejeje, esos pequeños roedores. Besitos.

fiorella dijo...

amal, es un perro discapacitado,con decirte que cuando viene un perro, no le molesta que le coma su comida,eso te pinta de cuerpo entero lo que es este perro.Ideal para mì-Un beso

Sigrid dijo...

Me recordaste a NEY, un guapísimo pointer que tuvimos cuando era todavía soltera. Siendo un perro de caza, le aterraban el sonido de los petardos ¡Si llega a comprarlo un cazador… anda que le iba a cobrar muchas piezas! Ney era eso: un compañero. Compañero de juegos (jugábamos al escondite. Primero me escondía yo, y cuando me encontraba ladraba y corría a esconderse él), compañero de tristezas… Cuántas lágrimas me habrá lamido; siempre percibía mi tristeza, y entonces se sentaba quieto a mi lado y su cabeza apoyada en mi regazo me miraba fijamente, sus ojos también tristes. Te acompaño en esa frase: “lo quiero. Lo adoro”. Lo mal acostumbré a dormir sobre mi cama, así que cuando fuimos a casarnos, mi novio me dijo: o el perro o yo… ¡Debí quedarme con el perro! Además de todo lo descrito, ERA FIEL. Me recuerda un libro titulado “No sé si casarme o comprarme un perro”.

Ahora tengo gatos, pues vivo en un piso. Desde Ney, me juré que nunca jamás volvería a tener a un perro en un piso. si se tiene un animal es para cuidarlo como es debido. Igual que a un hijo. y los perros -sobretodo los grandes, que son los que me gustan, necesitan de espacio y libertad para correr y saltar.

Una caricia para moncho. Y un besote para ti.

fiorella dijo...

jajaja,me encanto eso de que te hubieras quedado con el perro,jajaja,pero sabès que tenìa que ser asì,verdad.Un beso con risa y todo.