viernes, enero 05, 2007

CONTACTO........

Salvo contadas veces, no me gustan las multitudes, ni que me pisen, me pechen, me empujen se apoyen en mi....
Prefiero mantenerme alejada, distante, observando o quizàs disfrutando algo, pero que mi espacio no lo invada nadie.
Siento que la masa me aturde, me desnortea, me uniformiza con asuntos que prefiero tomar distancia y decidir no tan pùblicamente.
Me gusta lo calmo, lo suave, lo còmodo , quizàs mi manera de sentir la comodidad, la suavidad, la comodidad....
Pero hoy siento que quisiera meterme de lleno en la multitud, ser parte del torbellino y quizàs encontrarte......hoy es un dìa de sentimientos encontrados

13 comentarios:

Bettina dijo...

Debo confesar que soy de las personas que prefiern la calma, alejarse de las multitudes. Tal vez será porque le encontré en medio de la calma, dentro de mi calma, esa calma que no pude ni supe encontrar en las multitudes.

fiorella dijo...

Bettina, yo tambièn prefiero la calma por sobre todo,por fuera y por dentro, pero me harìa bien un poco de voràgine externa, mezclarme màs con lo demàs, casi te dirìa que en un sentido meramente material,fìsico,enfin, lo del post,un dìa para el olvido.Gracias por pasarte.Besos

fiorella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvana dijo...

Fiore... también amo la tranquilidad y creo que "los -mejores- encuentros" suelen darse en el lugar donde uno se encuentra cómodo.
Un besote

fiorella dijo...

Hola Silvana!,a veces como que la tranquilidad se me confunde con aburrimiento, aunque se que son situaciones muy diferentes,por eso lo de sentimientos encontrados..Gracias por pasarte por acà.Beso

maria noel dijo...

hay dia y dis yo tengo ambos cuando estoy en uno prefiero el otro y viceversa, creo q es parte de uno mismo, un beso

charruita dijo...

Me encantan los lunes a las siete y media de la matina, correr por la estacion del metro y perderme en la multitud desorbitada por llegar antes de que las puertas del tren se cierren. Me gusta el atascamiento de autos en los free ways, la multitud ahogandome en el Halloween de WeHo, la locura corriendo por el asfalto de la gran ciudad, ser nadie, ser uno en medio de miles de seres socialmente invisibles, me gusta la muchedumbre y hasta veces fantaseo en dejar de respirar en medio de ella algo asi como el estallido de un misil dentro de una compacta masa de nadies.
Contradictoriamente al resto de los razonables mortales, aborresco los sonidos del campo y aborresco la calma de los cementerios que en mi cabeza, es como decir vivir en un pueblo. Y no es por aburrimiento ni por acallar mis voces internas, mas bien que en medio de la gran urbe pude escuchar mi propia voz.

Sera por eso que luego de L.A. aspiro vivir en N.York...despues de eso no habra otro lugar donde querer ir.

fiorella dijo...

Marìa Noel, a mi es la primera vez que me diò ganas de meterme en la multitud ,ser parte de la masa....en mì es bueno, es un leve intento de integrarme a los demàs...Gracias por pasarte.Beso

fiorella dijo...

Charruita, me encantò lo que escribiste!!Yo prefiero lo otro,pero como no soy tampoco de blanco o negro,me gusta la tranquilidad aunque quizàs de fondo estè escuchando METALICA,soy un poco asì,jajaja.-Un beso

Princesa dijo...

a quién, ¿al mamón???? A ese quieres encontrar???? ;)

fiorella dijo...

Princesa:no o si?jajaja!Beso

Sigrid dijo...

Otra coincidencia. No soporto las multitudes, ni su griterío. Los sonidos estridentes… Me gusta la calma, lo suave… La comodidad es mi deporte favorito. Los sentimientos encontrados… ¡Cuán desestabilizantes!

Besitos.

fiorella dijo...

Sigrid, siguen sin gustarme los amontonamientos de gente, pero estoy un poco màs abierta y hasta quizàs me atreva a alguno,pero lo mìo es la tranquilidad de la calma, por fuera y por dentro.Un abrazo