lunes, agosto 20, 2012


Anduve por las paredes,
merodee por los rincones,
salí a la calle.
En plena calle,
encontré, 
un corazón tirado...
aún latía.
Un tanto desgajado
pero latía,
me lo probé,
y era mi talle...
como hecho para mí
    Metí mis manos en mi pecho
y encontré el hueco,
 se me había caído.
                                                                                         

39 comentarios:

emejota dijo...

Bellísimo y preciosa imagen. Bs.

fiorella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fiorella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fiorella dijo...

Emejota, gracias por pasar por pasar por acá, te leo siempre.Un beso

Blue dijo...

Llevaba poco tiempo fuera y se nota en la frescura.
Volvió a su casa contento.
;-)
Besos, Fiorella.

fiorella dijo...

Blue, andaba muy perdido, lastimado...pero encontró su casa y si...contento de volver a habitarla.Bicos,gallega :)).

Darío dijo...

Me hizo acordar de una canción que decía: mi corazón y yo, estamos solos...
Un abrazo.

fiorella dijo...

Darío, que canción es?.La soledad me gusta cuando se que la comparto.Un abrazo

Genín dijo...

Menos mal que lo encontraste, no podría vivir sin ti...
Besos y salud

Maia dijo...

Si yo hubiese encontrado tu corazón, no me habría cabido (cabido o cupido?) en el cuerpo: vos tenés un corazón enooooorme.
Me gustó muchísimo este poema, Fio.
Besos.

Maia dijo...

Y una cosa más: estaría bueno poder ir probando corazones antes de llevárselos puestos. Esos que laten aunque estén medio desgajados, deben ser los mejores. Digo yo, yo que sé. Pienso.

Carmela dijo...

Y hay quien lo lleva puesto de diario sin siquiera percatarse de ello, ni sentirlo.
Y seguro que trás ese reencuentro, él late con más fuerza y vos lo sentís pleno.
El poema es hermosísimo y la foto una delicia.
Un beso uruguaya.

Vera Eikon dijo...

Siempre lo reencontramos...Un beso

fiorella dijo...

Genín, y yo sin él tampoco.Un beso

fiorella dijo...

Maia, se cayó por que se estrujó. Vos tenés un corazón fuera de borda...no me digas que no, siempre tengo razón!!. Un abrazo enorme.

fiorella dijo...

Carmela, late más que nunca...y hace latir todo. Me gusta que te guste, texto e imagen. Un beso

fiorella dijo...

Vera Eikon, cierto...siempre volvemos a encontrarlo aunque se nos caiga y parezca perdido para siempre.Un beso.

Mayte dijo...

Estupendo, lleno de fuerza y ternura!

Besos, siempre.

fiorella dijo...

Mayte, fuerza de vida..ternura y calidez.Un besobrazo

farala dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
farala dijo...

menoos mal que lo recogiste a tiempo!!!

Antonio dijo...

Si nos probáramos más corazones de los que nos vamos encontrando por la calle seguro que comprenderiamos mejor al mundo.
Somos esa gota de agua sobre la hoja que aislada es bien poco, pero que junto a otras muchas puede hacer un mar.
Saludos

fgiucich dijo...

Una metáfora pensada con maestría. Abrazos.

Mariluz G H dijo...

No hay mayor recompensa que volver a encontrar el camino a casa, y hallar su hueco limpio, sin telarañas...

Me gustó la metáfora(realidad) versada (en verso)

dos abrazos Fio :)

Frankie dijo...

Deberías llevar ese corazón a un cardiólogo de confianza antes de incorporarlo en tus entrañitas así como así. Sí, ya sé que en este contexto de respuestas cariñosas parezco áspero, pero lo digo por tu bien. Y como siempre, Fio, por favor,deja de acosarme románticamente por ciudades y plazas, que no puedo más.

Besos, claro.

fgiucich dijo...

He llegado a la conclusión de que no puedo atender todos los frentes como se merecen, ustedes, mis corresponsales. Por esa razón he decidido, después de muchos años, abandonar el blog (por lo menos un largo tiempo) y concentrarme en mi página de Facebook, así como también en los grupos que participo.

Para mí será una pérdida importante no visitarlos como se merecen, pero como en todas las cosas de la vida, hay que tomar decisiones, a veces difíciles.

Gracias por todo y un fuerte abrazo.

Fernando Giucich
fernando.giucich@gmail.com

India dijo...

Pero... ¿tú (y por lo que leo, casi todos) crees que es el mismo que se cayó del hueco? podría ser otro... lo cual no es negativo, ehn? se nos desprende el que tenemos, quizás porque no evoluciona como el hueco, se le queda grande, o chica, o no le gusta el color de las paredes de la habitación de que dispone... y se deja caer... ¿Te imaginas? y qué más da... no es negativo, encontramos otro, que tampoco se sentía en su casa en donde estaba, lo probamos y en nuestro hueco sí nota cobijo...Me gusta esa visión de corazones que deciden cambiar de casa, de corazones desprendidos que dicen no a donde están para buscar otro lugar, de corazones libres que no los enjaulamos... que nos hacen ir probando y en cierto modo, compartiendo entre nosotros... así, no sería "mi corazón..." sino el "corazón que en mí habita..." quizás así, al no sentirlo en propiedad y saber que de no estar a gusto, se nos iría... aprenderíamos a cuidarlo un poquitín más... o no... lo explotaríamos sabiendo que podemos usarlo en exceso, hasta que se vaya y encontremos otro que tenga la talla ideal...

Aaaachuchones inmensos... salen del corazón que ahora vive conmigo ;-)

Dolores Meijueiro Verdes dijo...

Fiore, latidos que se escuchan!!! desde casa!!!!!!!!!!. una alegría saber que regresó y te habira el cuore. abrazote gde.

Tequila Limon y Sal dijo...

Precioso texto.
Debemos tener mejor cobijo para nuestro corazón, que no se nos vaya perdiendo por ahí.

Saludos!!

yapagalaluz.blogspot.com

fiorella dijo...

Farala, la verdad que si,no?.Me alegra verte por acà. Un beso.

fiorella dijo...

Antonio un buen ejercicio de empatía..Un beso

fiorella dijo...

Fgiucich, voy a extrañar tu blog,eh?.Un beso

fiorella dijo...

Mariluz G H, si,encontrar la casa, una misma...otros horizontes quizàs. Un besobrazo

fiorella dijo...

Frankie, no hay que andarse con tanto remilgo y encajarlo sin miramientos. Algùn microbio? alguna peste?hierba mala nunca muere,jajajaja. Te acoso hasta que te rindas,jajajaja.Un beso

fiorella dijo...

India, ni el corazón es el mismo ni el hueco,por eso encaja perfecto,cambios impuestos e intempestivos...pero necesarios sin saberlo. Me gusta lo de corazones que cambian de hueco...Siempre me dejás dando vueltas, jajajajaja.Un beso

fiorella dijo...

Dolores, voy a bajarle el volumen entonces,jajajaja. Me alegro mucho verte por acà. Un abrazo grande.

fiorella dijo...

Tequila,limòn y sal...bienvenida. Me encanta el tequila. Si, hay que cuidarlo y mimarlo.Un beso

Rochies dijo...

Me encantó, Fio.

fiorella dijo...

Rochies, y a mí verte,tanto tiempo!!.Un beso