viernes, noviembre 10, 2006




LA VOZ.

Gracias a ese triste micròfono que supo tener un lugar en esta computadora y luego fue exiliado a una bolsa por considerarlo un estorbo inùtil es que hoy pude escuchar la voz de aquellas palabras leìdas en pantalla y pude darles forma a las personas con las que a diario converso.
Algo tan intrascendente y olvidado fue rescatado por mì, enchufado y puesto a serme ùtil y como lo fue.
Como cambia la percepciòn de todo, las maneras de hablar, los silencios, el contenido de lo que se dice....hablar un mismo idioma y a su vez diferente. La imaginaciòn da paso a lo concreto, coinciden imàgenes con sonidos y contenidos. Las distancias quedan como olvidadas, nada nos separa. Las personas que yo imaginaba, por lo que leì de ellas, tenìan otra voz, otra entonaciòn, otro caracter y eso me encantò. Y el que màs ganò fue el micròfono, que pasò de la bolsa a estar arriba del monitor y a que yo lo mire con otros ojos.
 Posted by Picasa

4 comentarios:

Blueyes dijo...

Nunca se podrá sustituir el tocar, ver, oler, saborear y escuchar.
Un beso.

fiorella dijo...

Blue, te veo poco ultimamente, y tu nuevo blog,està bueno, pero como que me cuesta acostumbrarme,jajaj,estoy vieja para los cambios?no creo,jajaj.Lo que decìs es muy cierto, necesitamos cosas màs tangibles que solo la letra escrita.Un beso montevideano

zendal dijo...

Uy, pues yo tengo un micrófono casi idéntico "exiliado" en algún cajón de la mesa.

No se me había ocurrido utilizarlo para escuchar por ejemplo, la voz de la gente que está detrás de un blog...

¿y si luego nuestra voz no gusta?...

Es lo que dice Blue: lo malo de los blogs, es que falta el ver, oler, tocar y escuchar.

Pero igual por eso, son más relajados... ¡no tienes que preocuparte de si tienes ojeras, o si estás bien peinado!

:)

Tara dijo...

http://tarayelmundo.blogspot.com